Presentando en el Colegio Internacional Costa Adeje

El pasado viernes y como parte de las actividades que este centro educativo organiza por el dìa del libro, estuve en Costa Adeje dando una charla a los alumnos de 1° y 2° de la ESO.

El dìa del libro conmemora la muerte de Cervantes y Shakespeare, dos genios de la literatura universal, que curiosamente murieron el mismo dìa. El Colegio, además de charlas con autores, ofreciò un recital literario.


Se leyeron cuentos de mi amigo y profesor, Carlos Roncero, al que os recomiendo buscar en facebook si queréis disfrutar de un cuento cada dìa.

Tambiem hubo murales que contaban la vida de Gloria Fuertes, Lorca y otros grandes escritores.

Por mi parte, les hablé del proceso de creaciòn de obras para las edades a las que va dirigida "La Casa Mágica de la señora Asworth" y comentamos también de dònde venìa cada personaje del libro. Mi favorito es Lon Escalòn (el cronista historiador) pero hubo quien preguntò por Tomás (que es el Muso), y por Katia.
Luego hablamos de los villanos.

Por cierto, tuve el placer de escuchar un relato de una alumna que aunque no lo sabe, nos puede desbancar a todos... No es consciente de lo bien que escribe. Y tiene solo 17 años.

En conclusiòn, ¡un placer estar con ellos una vez más! ¡Son mentes muy despiertas!

Saludos!

Consejos para escribir.

"Cada maestrillo tiene su librillo..." dicen.
Y es muy cierto.

Charlando el otro día con alguien que me recomendaba un artículo para escritores, comprendí que realmente no hay un camino estipulado. Te pueden dar consejos, te pueden ayudar, por supuesto, pero la experiencia de cada uno es la experiencia de cada uno. 

fuente imagen: El rincón de Perpi (clic)

En una misma editorial puede haber dos autores con una opinión totalmente opuesta sobre el sello (o casa) que les edita.
No obstante, y por eso de echar una mano, aquí van algunos consejos para escribir que a mí, bajo mi punto de vista, por mi experiencia,  me funcionan:

1) El hábito es lo más importante. Hacen falta muchas horas.

2) Un buen villano da calidad a la historia. Muchas veces, el personaje más malo comienza siendo el más inocente de todos.

3) No importa cuán famoso seas (o no seas)... todo comienza igual: con la hoja en blanco. Ayuda pensar que la gran obra ya está ahí, esperando a que la descubran. En ese vacío. Esa hoja en blanco ya lo contiene todo. A mí me encanta esa sensación.

4) No existe un camino único: aquellos que digan que su método de escritura es el método correcto, se equivocan. 

5) A no ser que tengas un padrino, escribir y buscar editor es igual que buscar un trabajo. Tienes que conocer tu obra, conocer al editor, y buscar. Hay que mandarle un proyecto, presentarse a concursos, etc. Hoy en día hay muchos caminos. 

6) Existen trucos. Hay golpes de efecto, formas de construir... como todo, el oficio tiene un aprendizaje. Lo bueno es que no hace falta escuela (no es indispensable): basta fijarse y leer mucho.

7) Y último consejo que se me ocurre así, a bote pronto: cuando tienes estilo propio, voz propia, vas por buen camino. Se descubre con la práctica. Pero lo más meritorio bajo mi punto de vista es lograr que el lector "vea", sin que se lo describas. Me explico: "No lo cuentes, muéstralo" es... de nivel avanzado. Algunas veces leyendo una novela he "vivido" un diálogo de personajes, en el que uno decía algo y automáticamente yo pensaba: "miente", "fíjate en esto", "¡hay que ver lo que va a pensar el otro!" y "¡Oh, cielos, yo sé lo que está pasando pero el personaje no!"
Bien, eso es muy difícil de conseguir. 
Tú al lector ya le has mostrado la situación... pero no le cuentas todo lo que ella implica, ni se lo das todo "masticado" y "digerido". El lector va viendo acontecimientos y es él quien se preocupa de atar cabos y se mete en la historia. Esto no es nada fácil. Si te quedas corto, el lector no se entera de nada. Esto es típico en el principiante que te dice: "¡es que soy tan sutil que no me entienden los argumentos!". También he escuchado: "Es que no me pillan, mi estilo es demasiado inteligente, yo escribo para unos pocos". ¡No! ¡Es que construyes tan mal que el lector no te sigue. (Lo siento, ya sabéis que a veces arremeto contra lo que dicen no triunfar porque el mundo no está preparado para su genialidad)
Claro que hay libros más sutiles que otros, habrá a quién le guste la novela palomitera y quien disfrute con textos que hay que leer cinco veces porque son densos, barrocos y profundos. Pero cuando lees una historia ante 40 personas y 41 no te entienden es porque ni tú mismo sabes bien lo que has escrito (o crees entender una cosa cuando dices otra. Piensas que estás escribiendo un género y te sale otro diferente, porque causas un efecto en los demás distinto al que te esperabas. Eso no suele ser que los demás no te entienden, suele ser que te estas equivocando en tu construcción. Sobre todo cuando no te entiende nadie). 

De todos modos me estoy desviando de la cuestión. Describir es más fácil que "mostrar". Describir es, simplemente, contar al lector lo que va pasando. Está muy bien, claro, pero los que hacen que no me de cuenta de quien me habla, los narradores que desaparecen... me fascinan. 

¡Si alguien quiere aportar algo sobre libros, editores, y todo este sector, le animo! 
Saludos!!!!

"Un, dos, tres" & "El rey de la comedia"


Aquí van dos recomendaciones de cine antiguo, ambas comedias:



La primera, Un, dos, tres, cuenta la historia de un directivo de Coca Cola en la posguerra, en Alemania occidental, que sueña con un puesto muy importante en Londres. Pero para conseguirlo tendrá que tutelar a la hija del jefe que llega desde París. Esta inesperada visita se produce justo cuando está a punto de introducir el refresco en la Alemania comunista, gracias a un provechoso trato con los rusos. La alocada joven, llamada Scarlet, estará a punto de arruinar sus planes. De todos los personajes mis favoritos son dos: el subordinado que siempre se cuadra dando un taconazo (tiene unas frases geniales), y la mujer del directivo que no tiene un pelo de tonta y está muy al tanto de los líos de faldas de su marido, pero los vive con resignación y sin perder un ápice de dignidad.
El mejor personaje bajo mi punto de vista.
Una comedia de enredos genial con final feliz. Muy, muy divertida.


Nuestra segunda recomendación es:


El rey de la comedia, de Martin Scorsese, protagonizada por Robert de Niro, que interpreta a un aspirante a comediante llamado Rupert ¿Pupkin?. Y Jerry Lewis que hace de veterano cómico que ha triunfado en dicho mundo y tiene un show propio.
Esta comedia negra con momentos brillantes trata de la obsesión patológica de dos personas, una de las cuáles quiere triunfar imitando a su héroe aunque el asunto se le va de las manos, y la otra, es una joven incapaz de controlarse que vivirá momentos muy tensos para Jerry aunque divertidos para el público.
Tiene escenas y frases geniales ("la gramática no es muy brillante pero seguro que pillas la idea..."). Y el final es muy bueno (incluso factible viendo lo que triunfa hoy en la tele), aunque para mí carece de moraleja, por lo que me gusta más la primera recomendación,

Saludos!!!!

En el que sigo enfadada

Me ha dado fuerte.
No sabéis que cabreo tengo. Normalmente, rumiaría el cabreo yo sola pero es que da la casualidad de que hace un tiempo le pedí algo al cartero de mi ciudad imaginada. Y me lo trajo. Bueno, yo solo digo que deseas de verdad una cosa y como por arte de magia aparece.
No es muy normal.
Ese algo es un alguien y se llama Phil.

El caso es que Philippe esta mañana me vio enfurruñada y me dijo una serie de cosas que me apenan porque de verdad, de verdad, que enfado tenía.

- Me llamó rencorosa.

- ¿¿Tú?? -dijo Philippe-. Pero, Nelly, por favor...

Yo seguí exponiendo mi lista de agravios. Y esto y aquello y lo otro y no es justo y... Phil me puso una mano en la espalda.

- ¡¡Caramba!! Qué energía tienes! -me dijo.

Otro día os hablo de Phil. No lo dijo así, claro, porque suele hablar bajito.

- ¿Te notas mejor? -me preguntó.

- ¡No! ¡No me notó mejor!

Phil, extrañado, me miró y me dijo: "¿Dónde notas ese enfado?"

- ¡¡¡Aquí!!! -señalé mi cabeza, justo el centro de la frente-. ¡Ahí lo noto, ahí dentro!

Y entonces las cejas de Phil se alzaron con sorpresa:

- ¿¿Ahí?? Pero... pero ahí está el punto energético de la visión... no el del enfado. Déjame que pruebe una cosa.

Y tras un poco de ¿masaje? O algo así como llamado reiki que no es nada científico. Me miró y me dijo:

- Pero Nelly, eso es que no quieres ver la realidad como es. Y te enfadas.

Pues claro que me enfado. ¿¿¿Cuál es la realidad??? ¿Que elegí un maestro que me llama rencorosa, que me dice que me he olvidado de... qué sabrá él???? ¡Qué sabe él de cómo soy por dentro! ¡No sabe nada! Según él soy rencorosa, poco empática... qué más me dijo, ah, sí, que tenía que ser perfecta. No tiene ni idea. Vamos, es el colmo. Poco empática. ¡¡¡Pues ya verás, a partir de ahora me da todo igual!!! ¡Verás lo empática que voy a ser! ¡Eso se llama ser destructivo! No te fastidia. Sí, se llama ser destructivo y atacar a la gente.

Y yo estoy muy, muy, muy enfadada.

Así cómo voy a aprender, ¿eh? ¿Por qué elijo un profesor que me cabrea tanto?

Yo quiero un profe que me enseñe lo maravillosa que soy, y que me ayude a abrirme al mundo. Ahora lo que quiero es esconderme porque para ese mundo horrible que hay fuera con gente que te trata así de mal, ¡pues nada!

Lo curioso de todo esto es que voy a quedar con gente que quiero mucho así que... me pregunto si no debería construirme una burbujita, (con cosas hermosas y solo gente buena y lo cotidiano y conocido), y todo aquello que me enseñaba y esas ilusiones que tenía yo de aprender budismo para ser uno de esos seres maravillosos que se dedican ayudar a los demás... todo eso, todo eso que me gusta, me dan ganas de tirarlo a la basura. Porque si soy mala, rencorosa, ¿¿qué más dijo?? a saber... pues entonces para qué, ¿no? Tan terrible soy, ¡pues que me deje en paz y se vaya!
¿¿¿Por qué puñetas me enseña él??? ¡No es adecuado!

A ver, las páginas amarillas. Necesito el teléfono de Dios ... jajajajajajajja!!!

JAJAJAJ!!! PFFF LE ODIO!!!!


De lo que no fue -Cuentos del niño mensajero.

Este no es un relato hermoso de primavera. No habla de pájaros, ni de ardillas, ni de colores.
Nelly se había encerrado en casa, en el Ayuntamiento de la ciudad de los cuentos, enfadada, para llorar y llorar.
Llevaba ya un buen rato llorando cuando el niño mensajero se acercó sigilosamente a ella.
- ¡¡¡Le odio!!! -gritó Nelly.
Y vaya si le odiaba.
Era odio de verdad. Odio auténtico. Del que duele mucho y quema por dentro. Y lo que más le dolía en el fondo... era que odiaba al Muso.
- ¡Le odio! -repitió-. ¡Le odio un montón!
Y más llanto. Alzó la cabeza un instante para secarse las lágrimas:
- ¿No puedes hacer nada? -preguntó al cartero. 
- Sabes que tienes que pedir algo. Y tienes que ser concreta. Y pedirlo sin fisuras, de corazón. 
- ¡Le odio!
- Nelly...



Tras llorar y llorar y llorar y llorar. Y llorar un poco más. El cartero le preguntó:

- ¿Cómo te habías imaginado la semana?

- Pues... -dijo Nelly secándose las lágrimas y levantando la cabeza de nuevo-. Había pensado que todo sería maravilloso, y que trabajaríamos fenomenal... y que todo sería armonía y que yo podría aprender mucho. Ya sabes que me gusta estar cerca de él.

La alcaldesa dejó de llorar.

- ¿Y en lugar de eso?

- ¡En lugar de eso me he sentido desautorizada y sola!

De nuevo, más llanto. 

El cartero le sugirió (o más bien le permitió), recordar muchas cosas. Muchos escenarios. E incluso le recordó dos lágrimas que otra persona había vertido en su presencia, buscando también un refugio, un poco de apoyo. Las de Nelly era ardientes porque tenían mucha rabia dentro. 

- ¿Qué puedo hacer? -preguntó.

Había optado por varias soluciones: "que me de todo igual", "copiar a otros"... barajó muchas. Pero por experiencia...no funcionaban. Le había dicho cosas tan duras. Estaba tan equivocado. Se sentía tan atacada. Era tan injusto... 

- ¿Cómo te gusta trabajar, Nell?

- Pues... -de nuevo su rostro se animo un poco-. Me gusta que haya buen rollo, y que todos sean felices. Y la buena educación.

El cartero se llevó una mano a la barbilla y tras reflexionar, dijo:

- ¿No crees que quieres que todos sean felices a tu manera y como no puede ser, te enfadas? 

¡Pues en eso llevaba razón! Eso era verdad. Todo tenía que ser como Nelly juzgaba que debía de ser. Y como no era. Nelly lloraba. 

- ¿Y qué hago? 

- Escóndete. 

La alcaldesa se quedó pensando. 

- Te gusta el buen rollismo. No lo pierdas. Pero si quieres enfadarte y llorar... llora. Si quieres sentir una u otra cosa, siéntelo. Pero no se lo des a ellos. Es cosa tuya. Esto -le puso una mano en el corazón-. Es cosa tuya. Puedes levantarte e irte. Puedes hacer una pausa...puede importante poco o mucho. Puedes hacer lo que quieras. 

La alcaldesa se quedó pensando. Se dio cuenta entonces de que lo que más le dolía era haberse sentido enfrentada al Muso. Eso le dolía muchísimo. Muchísimo. Porque le admiraba. Pero era el escenario real. Era lo que había. Por más vueltas que le diera, el mundo estaba de ese modo. De repente desplazó el foco de su enfado hacia el cartero:

- ¡¡¡Pues entonces no quieras estar a su lado!!! -le dijo furiosa-. ¡¡¡¡Cuando quieras ponerte en contacto conmigo no le uses a él!!!!!

Y es que cuando Nelly se sentía saturada o agobiada... se iba a sentar junto al Muso. Sólo eso, en silencio. Y no tenía claro lo que pasaba o porqué pasaba, pero en apenas unos instantes se sentía mucho mejor. Renovada, feliz y centrada.

Pero claro, si le odiaba... ya no había Muso.
Con lo bueno que era.

Menudo dilema. 

- Busca algo que me sirva para que pase lo mismo que pasa cuando estoy cerca de él y...

- ¿buscas refugio?

- ¡Lo que sea! -dijo Nelly-. Pero búscalo. La semana que viene me voy a dedicar a otra cosa. Así que me dará igual lo que hagan ellos. ¡Busca cosas hermosas! -le pidió al cartero-. ¡Traéme algo maravilloso para que cuando necesite un respiro, no tenga que ir a sentarme junto al muso! Algo como una foto en el teléfono móvil... u otra cosa.

- Igual meditar... te ayuda. Igual te puedo dar un paisaje.

- ¡Me vale! -respondió Nelly resuelta.

Sí, un paisaje. Un paisaje era algo bien hermoso. Y no requería de la presencia de nadie. 

Y así fue como la Alcaldesa de la ciudad de los cuentos, después de pasarse unas cuantas horas odiando por lo que pudo ser y no fue, solicitó al cartero un paisaje (además de otras muchas cosas) Y de este modo el niño se marchó, tras darle algunos consejos, que esperó le fueran de ayuda. 

El principal era que no se preocupara demasiado. El segundo, que no le fuera dando su corazón a la gente.
Dijera lo que dijera el Muso, Nelly pensaba, sabía, que se equivocaba. Se equivocaba muchísimo. 
Y el único consuelo es que la semana había terminado y nunca, se dijo, nunca jamás, volvería a buscarle como refugio a sus desdichas.

Antes se iría a la máquina de cafés y se tomaría tres tés seguidos.
¡Y pensar que hasta le había llevado un regalo! ¡¿Para qué?! ¡No hacía falta! ¡El mundo no merecía la pena! Pensó. ¡Todo era un gran malentendido, todo eran problemas de comunicación en la raza humana! (misunderstood) 

Y así es como termina este relato, que no habla de pájaros ni de flores, pero que de vez en cuando, hace falta también. Porque cuando estamos tristes, escribir cuentos quita las penas.

FIN. 

Viendo "Sombras tenebrosas" - Tim Burton


Vamos a la biblioteca, ¡dos esta vez! y elijo The Haunting. Una muy antigua en blanco y negro.

- ¿Has visto esta? -me pregunta mi amigo.
- "Uno, dos, tres" -contemplo la portada que no es nada atractiva y tuerzo el gesto-. No, ¿de qué trata?
- Es comedia. Pero comedia antigua.
- ¡Vale, pues ya tengo dos!

Me falta otra, puedo sacar tres... y ¡esta!!!!!!

- Sombras tenebrosas. ¡Mira, es de Tim Burton! ¿la has visto?
- ¡Pues no! Esa no la he visto.

¡¡jajajaj!!! ¡Me la llevo! Ponemos la película. Comienza muy bien, parece un cuento. Parece un Cuento de mi ciudad.

- Oye... ¡es una bruja! -dice de repente mi amigo.
- ¿Y qué le pasa a él? ¡¡¡És un vampiro!!!
- Ya es casualidad -dice mi amigo- Has elegido una película de una bruja y un vampiro...



Pues sí. De las cien mil películas de la biblioteca vamos a elegir la historia de Barnabás. Un inglés que viaja a Estados Unidos, allá por el año 1776, y roba el corazón de una bruja. Sin darse cuenta.
Pero lo más gracioso de la película es que nuestro hombre usa un vocabulario, jajajajaj!!! jajaajaj!!! de lo más absurdo. La tengo que ver otra vez, en serio. Utiliza palabras literarias... y en algún momento dice una que mi amigo dijo: "¿¿queé??" y yo que la uso mucho en los libros me dio la risa.
El vampiro es la cosa más torpe, más salvaje y más estúpida que me echado a la cara...jajajja!!
Y si no anduviese mordiendo cuellos salvajemente pues hasta sería una mala película pero mezcla tan bien la estupidez humana, el decoro anticuado y el salvajismo que nos reímos. De la forma más idiota, porque la familia de este buen vampiro es lo más importante para él. Y qué familia.

Pero otra de las cosas que me ha gustado mucho es esta canción (tiene una banda sonora... ufff, genial), y ya cuando suena esto me dio la risa:


- ¿¿¿Qué canción...-le di un cojinazo a mi compañero de visión de películas-, ¡¡qué canción es esta!! ¡¡¡ME ENCANTA!!!!

Y el pobre vampiro que tenía a mi lado sacó una mano debajo de la mantita para buscar algo en su móvil. Algo que sirve "para atrapar canciones y decirte lo que son"

- Es The Carpenters.

- Aaaaah!!!!

Pues... esta genial. Es una película un tanto absurda con momentos de humor negro, pero es divertida. La bruja es muy bruja, a él da pena verlo. Luego está la inocente con unos ojos que embelesan... ¿de verdad cómo puede alguien hablar de un modo tan anticuado jajajajajaj? La hija (sobrina o lo que sea) tiene también más de un problema... la madre, Michelle Pfeiffer es una manipuladora... La psicoanalista esta loca. En fin. Es divertida. Muy entretenida, la verdad, y la banda sonora me encanta. Por no hablar de los momentos en los que aquí el buen protagonista pasa de compartir flores y pensamientos con lanzarse al cuello de la gente. Está muy bien. Un tono narrativo muy divertido.

Tengo que aprender a imitarlo.




Gosth in the shell


Se hace tan sumamente extraño ver películas de anime convertidas a personajes reales:



No puedo evitar preguntarme cómo sería el Castillo Ambulante de Howl pasado a imagen real. 
En esta ocasión se ha adaptado "Gosth in the shell"que viene a ser: el fantasma de la mente humana dentro de un ciborg. 

Nunca vi el OVA de pequeña. Más que nada porque los japoneses en ciertos animes ponían muchísimos desnudos. No hace falta tanto desnudo para contar esta historia. Mis amigos, que han visto el manga, dicen que es muy, muy fiel al original. Así que esta película es, básicamente, una copia bien reproducida del anime. Y trata de una mayor robótica a la que le encargan acabar con un supuesto asesino que en realidad ... bueno, no os destripo el argumento.

Se hace un poco larga (yo estaba ya cansada de los anuncios del futuro, ¿se han dado cuenta de que sólo se ven desde el otro lado del mar? jajajajaj!!!) Un viandante no podría ver el anuncio completo.

El mundo fantástico del manga sí que merece la pena verlo. Eso de la humanidad evolucionada con implantes, las carreteras, los robots,.. ella. Eso está genial. Pero como le suele ocurrir al manga tiene salidas de tono un poco incomprensibles o forzadas para los occidentales. O a lo mejor estoy demasiado acostumbrada a las películas estadounidenses. Japón lleva otro ritmo.

Me estoy acordando de una pelí que no tiene nada que ver, "Deseando amar",... por aquello del ritmo. De encontrar distintas maneras de narrar una historia. Muchas veces no es sólo el "qué", sino el cómo.

Pero bueno: entretenida. Muy, muy, muy fiel al original (por lo que me dicen), pero con otro toque. A mí sí me ha recordado a Lucy (a mis amigos no), la película previa de Johanson en la que interpreta a una heroína super-humana.

Un pelín larga y mi personaje favorito: el jefe japonés. "No mandes a un conejo a cazar un zorro". Esa parte no me la esperaba (lo de la pistola y tal... había pensando en lo típico). De esto que acaba la escena y dices: "jo, con los japoneses".

Valoración sobre diez: un 7. Y con buenos efectos especiales. Pero la trama es sencilla. No es una película super-profunda. Es un mundo futurista y una heroína que no sabe quién es. De eso trata.

Saludos!!!!

 

 

 

Creative Commons License
contador de visitas para blogger por paises